Julio 25, 2017640 28 13 37albergue@majalavara.com

La villa romana de Cáparra

Historia

La existencia de la ciudad está muy bien documentada desde la antigüedad. Ptolomeo la menciona formando parte del territorio de los vettones, pero otros historiadores lo hacen dentro del lusitano, por lo que se puede concluir que la ciudad estaba en el límite entre ambos pueblos.

A partir del año 74 dC., cuando el emperador Vespasiano proclamó el Edicto de Latinidadpara las provincias hispanas, la ciudad accedió a la categoría de municipio de derecho latino –municipium con ius latii minor-, aunque se desconoce el momento exacto bajo laDinastía de los Flavios en el que fue promocionada a este estatuto. Sus habitantes, al adquirir la ciudadanía romana por desempeñar magistraturas, quedaban adscritos a la tribuQuirina. A partir de ese momento, Capara comenzó su verdadero despliegue y desarrollo como ciudad, quedando de ese periodo numerosos restos, entre ellos el famoso arco, su símbolo inequívoco.

En 198, tras la victoria de Septimio Severo sobre Clodio Albino, al que habían apoyado las autoridades políticas romanas de Hispania y buena parte de las comunidadescívicas, elOrdo Caparensium erigió una inscripción, posiblemente con estatuas, en honor de la mujer del nuevo amo del Imperio, Julia Domna, señalando su condicón de esposa de Severo y madres del joven César Caracalla y de los soldados.

Durante la Alta Edad Media, la ciudad empieza a despoblarse, acentuándose el abandono a partir de la invasión musulmana, y posteriormente no existen datos de que fuera repoblada una vez que el territorio fue conquistado por los reinos cristianos.

Contactanos

Envíanos un correo electrónico si quieres ponerte en contacto con nosotros para cualquier consulta.

Not readable? Change text. captcha txt

Start typing and press Enter to search